martes, 9 de septiembre de 2014

¿Por qué Perú no regresa a un mundial de fútbol?

(Imagen: elcomercio.pe)
Por Ernesto Moreno Ampuero*
(@Ernesto__Moreno)

¿Por qué Perú no regresa a un mundial de fútbol? Es la compleja pregunta que todos nos hacemos, sin encontrar respuesta exitosa. Ya pasaron 32 largos años sin que podamos asistir a la fase final del Mundial de Fútbol, evento ecuménico deportivo más importante del planeta que congrega a las 32 mejores selecciones del orbe. Nuestra última cita se dio en el mundial de España 1982, torneo del que, por cierto, nos despedimos sorpresiva y tempranamente en la primera fase[1]. Aquella selección peruana, por la cantidad de talentos individuales que aquella brillante generación reunió[2] y, sobre todo, por el atildado juego colectivo ofensivo que demostró en las Eliminatorias ante Uruguay y Colombia como en la gira de preparación por Europa es considerada, por muchos, como la que mejor fútbol tuvo en sus 87 años de historia (superando a las precedentes que clasificaron a México 1970 y Argentina 1978), desde que disputó su primer partido internacional oficial ante Uruguay en 1927[3].

            Sin embargo, en la actualidad, para quienes, por motivos generacionales, no tuvimos la oportunidad —y suerte de ser testigos oculares de la emocionante, pero trillada «época dorada» de nuestro balompié (que va desde 1969 hasta 1986), vemos aquellos tiempos como oníricos y con mucha nostalgia por la crisis futbolística en la que está inmerso nuestro sistema deportivo desde hace más tres décadas, para muchos responsabilidad exclusiva de la dirigencia enquistada en la Federación Peruana de Fútbol, hecho que impide a nuestro país retornar a la justa mundialista. Desde el mundial chapetón, nuestro país ha mordido el polvo de la derrota en 8 procesos eliminatorios consecutivos —hoy llamados con mucho optimismo “Clasificatorias” por una empresa de Telecomunicación[4]— en varias de ellas sin pena, ni gloria, siendo los únicos rescatables el de México 1986 (del que se estuvo a tan solo 8 minutos de llegar) y el de Francia 1998 (del que quedamos fuera solo por diferencia goles).

            Mucho se ha escrito sobre las causas de nuestra debacle y descomposición futbolística en Sudamérica. Cada fin de ciclo eliminatorio, la prensa deportiva antes crítica, hoy en su mayoría cómplice vuelve, hasta el hartazgo, al mismo discurso: «fortalecimiento de las divisiones menores», «repotenciar la infraestructura deportiva», «renovación total de la dirigencia», «conversión de los clubes en sociedades anónimas», «mejor elección y búsqueda de jugadores comprometidos y con disciplina al interior del país y no solo en Lima», «expulsar a la mafia de la F.P.F. con ayuda del gobierno», «contratación de entrenadores con jerarquía y experiencia internacional», «veto a los juergueros y ‘europeizados’ que no sudan la camiseta», entre otras cosas más. Lo curioso es que siendo un país con cerca de 30 millones de habitantes, no se logra conformar una selección siquiera de 20 jugadores competitivos, acordes con los altos estándares de la exigencia del fútbol moderno, como pudimos comprobar, con un poco de envidia sana, en el Mundial que se desarrolló hace unas semanas en tierras brasileras. ¿A qué se debe esto? ¿Existe realmente voluntad política de cambio en las autoridades deportivas y dirigentes?

            Si hacemos un breve repaso por la historia de la participación de Perú a lo largo de las Eliminatorias, desde que se empezaron a disputar en 1950[5], nos daremos cuenta que muchos de los actuales argumentos, para explicar los constantes fracasos, se vienen repitiendo, como sucedió durante las Eliminatorias al Mundial de Chile 1962[6]. El aspecto fundamental de nuestro despegue o renacer futbolístico recaerá sustancialmente en la organización y planificación. Antes el talento y habilidad bastaba, y sobraba, para salir airosos en Sudamérica, ante selecciones que no eran precisamente potencias de la región y que hoy, con mucho trabajo, esfuerzo e inversión, nos han superado ya hace varios años (Colombia, Chile y Ecuador) o igualado (Paraguay, Bolivia y Venezuela). Ese tipo de fútbol afiligranado, aunque lento, que nos caracterizó por mucho tiempo, va quedando obsoleto y atrapado con el paso del tiempo. El fútbol mundial ha evolucionado, pero nosotros aún no.

            Hace más de 60 años que se viene pidiendo, sin mucho éxito, que Perú entre a la modernidad futbolística, privilegiando esencialmente la parte física, de despliegue y velocidad, condiciones fundamentales para dar el paso adelante. Décadas atrás, a nivel de selección, los húngaros Jorge Orth y Lajos Baroti, los brasileros Jaime de Almeyda y Claudio Coutinho y el uruguayo Roberto Scarone, o a nivel de clubes el alemán Rudi Gutendorf erraron en el intento. Esto se encaletó con nuestras destacadas participaciones mundialistas entre los setenta y ochenta. Mejorar las precarias estructuras que cimentan el fútbol peruano no solo debe quedarse en el deseo. No. Implica también una férrea voluntad política de cambio, y decisiones que lamentablemente no se ve en nuestras autoridades deportivas. Basta con recordar que Manuel Burga, presidente de la FPF, a pesar de los fracasos de la última década, busca por todos los medios eternizarse en su cargo con el apoyo y alianza de la FIFA, máxima entidad que amenazó con desafiliarnos y nos suspendió temporalmente por tener un conflicto de reconocimiento con el IPD en el 2008[7]. El inefable mandamás de la Federación tuvo por mal rechazar el proyecto revolucionario a largo plazo que el técnico argentino Jorge Sampaoli ofreció en el 2006 para que Perú salga del hoyo institucional en el que cayó. La excusa esgrimida por Burga fue por «diferencias de enfoque» y debido a que sus ideas «no eran compatibles con los intereses del fútbol peruano »[8]. Hoy Sampaoli dirige a Chile y lo llevó hasta octavos de final del mundial carioca con un juego de buen nivel y asfixiante despliegue físico, respetado y admirado por muchos.



* Bachiller en Historia y Ciencias Sociales - egresado de Derecho (UNMSM). Director del blog: http://historiatradicionyfutbol.blogspot.com Director adjunto - columnista de la web periodística deportiva: www.elportalceleste.pe Ha colaborado con la publicación de los libros: «Estadio Nacional: Una joya arquitectónica para el deporte peruano» (IPD, 2011) y «Rafael Asca [Memorias]» (Grupo Punto Perú, 2013). En el 2014 publicó el libro : «CRÓNICAS DEL FÚTBOL PERUANO: Sucesos memorables (1953-1977)».

[1] Perú estuvo en el grupo A y obtuvo sendos empates ante Camerún (0-0) e Italia (1-1) y cayó ante Polonia (5-1), con lo que quedó último al sumar solo 2 puntos.
[2] En ella destacaban nítidamente Barbadillo, Cueto, La Rosa, Velásquez, Duarte, Oblitas y el «Diamante» Uribe, entre otros.
[3] Perú tuvo su debut ante Uruguay en el Sudamericano de Lima 1927. PULGAR-VIDAL, Jaime: «HACE 80 AÑOS DEBUTÓ PERÚ», 2007, http://jaimepulgarvidal.blogspot.com/2007/02/hace-80-aos-debut-per.html [Consulta: miércoles, 09 de Julio de 2014]
[4] ¿Por qué Clasificatorias en lugar de Eliminatorias?, 2011, http://elcomercio.pe/deporte-total/brasil-2014/que-clasificatorias-lugar-eliminatorias-noticia-1313767 [Consulta: miércoles, 09 de Julio de 2014]
[5] Perú jugó las Eliminatorias, por primera vez, para el Mundial de Suecia 1958. Enfrentó a Brasil en dos partidos: empate 1-1 en Lima y derrota 1-0 en el Maracaná. Anteriormente, por motivos políticos (Odría lo impidió), no las jugó para Brasil 1950 y Suiza 1954.
[6] Perú perdió dolorosamente su segunda eliminatoria ante una débil Colombia (1-0 en Bogotá y 1-1 en Lima) con una selección de emergencia, plagada de veteranos debido a la negativa de los clubes del extranjero de ceder a los mejores jugadores peruanos de la época.
[7] MORENO AMPUERO, Ernesto: «DESAFILIACIÓN DE LA FIFA: ¿UN PERJUICIO O UN BENEFICIO?», 2008,  http://historiatradicionyfutbol.blogspot.com/2008/11/desafiliacin-de-la-fifa-nos-perjudica-o.html [Consulta: miércoles, 09 de Julio de 2014]
[8] «SAMPAOLI QUISO REVOLUCIONAR EL FÚTBOL PERUANO PERO BURGA NO ACEPTÓ», 2014, http://www.americatv.com.pe/deportes/seleccion/sampaoli-quiso-revolucionar-futbol-peruano-burga-no-acepto-n141467 [Consulta: miércoles, 09 de Julio de 2014]

6 comentarios:

  1. Felicitaciones. Como siempre, un estupendo análisis.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Ernesto, excelente articulo. Consulta, trabajo con una firma especialista de Derecho Deportivo y me gustaría tener la posibilidad de conversar contigo un proyecto que estamos estructurando, el cual tiene como enfoque que el Perú retome el rumbo futbolistico, cimentado en las jovenes promesas. Hay forma que me indiques una cuenta de correo donde te pueda contactar y conversar mejor del tema ?? Gracias, Luis Felipe Torres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis Felipe,
      con mucho gusto
      Mis mails: junkergeorg@hotmail.com y djorkaeff85@gmail.com
      Saludos.

      Eliminar

Añade un comentario a esta entrada