miércoles, 26 de febrero de 2014

El legado de la familia Lobatón en el fútbol peruano

Por Ernesto Moreno Ampuero

El apellido Lobatón es histórico y tradicional en nuestro país pues ha sido sinónimo de goles y buen fútbol desde la década del 60' del siglo pasado hasta la actualidad. Varios jugadores, que han sido familiares, han pasado por los clásicos equipos de Lima con singular protagonismo como los Mosquera (Alfredo, Vides, Nemesio y Roberto), los Soto (Jorge, José y Giancarlo), los Mellán (Fernando y Manuel), los Delgado (Guillermo y Érick), entre otros. Y parece, que, en el caso de los Lobatón, su legado no llegará a extinguirse porque aún se mantienen vigentes. A continuación, los jugadores que no solo compartieron el mencionado apellido, sino también lazos de sangre y otras cosas más en un post especial preparado por el autor.

1) Víctor Lobatón: Puntero izquierdo (fallecido). Primo de Abel Lobatón (padre). El famoso Kilo en la década de los 60’ jugó con Roberto Chale, Héctor Chumpitaz, Luis Cruzado y Ángel Uribe en Universitario de Deportes –club donde fue goleador, salió campeón en 1966 y jugó la Copa Libertadores de 1967 y el recordado Atlético Chalaco, en el que acabó su carrera a inicio de los 70’. Posteriormente, como entrenador, dirigió al Octavio Espinoza de Ica. Se le recuerda también por ser integrante de la selección peruana amateur del Preolímpico de 1964 y anotar el infeliz gol que, finalmente, le anuló el árbitro uruguayo Pazos desencandenando la ira del público que provocó la tragedia del Estadio Nacional, la mayor catástrofe deportiva de nuestro país.


2) Hugo Lobatón Gálvez: Delantero (72 años). También primo de Abel Lobatón (padre). Entre 1963 y 1968 jugó en Sporting Cristal con Chito de la Torre, Fernando Mellán, el gato Vásquez, José del Castillo, Ramón Mifflin y Luis Rubiños. Estuvo presente en históricos partidos de los celestes en 1964 ante FC Barcelona de España y el Dínamo de Moscú, donde cobró singular protagonismo al causar la expulsión de la araña negra Lev Yashín, leyenda del arco mundial, esto ocurrido casi al finalizar el partido que los celestes del Rímac ganarían con gol del doctor Eloy Campos. En 1969 emigró por unas temporadas a México donde alternó en Diablos Blancos de Torreón y luego en el Irapuato en 1971. Se retiró en Juan Aurich en 1974. También fue preseleccionado nacional para el Mundial de México 70’. 

3) Abel Augusto Lobatón Vesgas: Delantero (56 años). Primo de Hugo y Víctor Lobatón (Q.E.P.D.). Padre de Abel, Carlos y Jhilmar. Apareció como grata revelación en la temporada de 1976 con el Sport Boys del Callao. En los 80’ por sus destacadas actuaciones con la misilera dio el salto al extranjero. Jugó en Deportes Quindío, Deportivo Pereyra y DIM de Colombia, país en el que dejó buena impresión. Se retiró en su querido Boys a inicio de los noventas. También fue seleccionado nacional donde tuvo que pelear el puesto de puntero derecho con otros grandes futbolistas que había en aquella época como Juan Jose Muñante y Geronimo Barbadillo. Su hijo Carlos comentó que él fue su maestro al enseñarle ejecutar penales y tiros libres con soberbia y calidad.

 

4) Pablo Lobatón Gálvez: Hermano de Hugo y primo de Abel (padre). Se trató de un marcador derecho con muy buena salida por su franja, por la cual lo hacía constantemente. Jugó alrededor de 5 años en Sporting Cristal. Fue campeón con los celestes en 1983 de la mano del paraguayo César Cubilla y jugó la Copa Libertadores de 1984. Compartió el equipo con grandes jugadores como Alfredo Quesada, Héctor Chumpitaz, Rubén Toribio Díaz, Pedrito Ruiz, César Loyola, Juan Caballero, entre otros. Actualmente radica en Virginia USA.


5) Carlos Enrique Lobatón Donayre: Volante (44 años). Homónimo de Carlos Lobatón, actual capitán del club cervecero. Jugó en Sporting Cristal en 1991 y salió campeón con aquel equipo que integraron otros recordados jugadores como Leo Rojas, Horacio Baldessari, Miguel Miranda, Pablo Zegarra y Franco Navarro. También lo hizo en la Copa Libertadores de 1992. Su hermano Luis Alejandro hace años atrás fue alcalde del Rímac.



6) Abel Lobatón Espejo: Delantero (36 años). Hermano mayor de Carlos y Jhilmar. El famoso murciélago jugó en Sport Boys y varios equipos del medio local. Tuvo cortas salidas al extranjero a equipos de Brasil, Portugal y Ecuador con poca fortuna. También fue seleccionado nacional a inicios del 2000’ aunque sin mayor éxito. Actualmente se encuentra retirado del fútbol profesional.



7) Carlos Augusto Lobatón Espejo: Volante (34 años). El Loba hizo las categorías inferiores en Sporting Cristal pero fue en Sport Boys donde debutó a nivel profesional en 1998. Se mantiene en el cuadro celeste hasta la fecha desde su regreso al club en el 2005. Carlitos por su elegante fútbol, derroche y finos goles es ya un referente de los celestes. Loba es muy querido por la hinchada rimense. También ha sido seleccionado nacional y formó parte del equipo peruano que quedó tercer puesto en la Copa América de Argentina en el 2011, donde se le recuerda el golazo que le marcó a Colombia en los cuartos de final.


6) Jhilmar Lobatón: mediocampista (15 años). El último del 'clan' Lobatón. Hermano menor de Carlos y Abel. Pertenece a la categoría 1998 de las divisiones menores del club Sporting Cristal, donde viene destacando junto a Brandon, hijo de otro gran símbolo del equipo: Roberto Palacios. Promete ser a futuro un jugador muy útil al equipo y próximo referente bajopontino.


HistoriaTradicionyFútbol

Fuentes consultadas:

+ElSiglodeTorreón.com.mx
+FotosJugada@Jugada.com
+ElTiempo.com
+FotosFutbolPeruano.blogspot.com
+GraderiasCelestes.blogspot.com
+ArkivPerú
+Depor.pe
+DeChalaca.com

Agradecimientos especiales a:

-Alfredo Quesada (ídolo del Sporting Cristal)
-Carlos Lobatón Espejo (jugador del Sporting Cristal)

miércoles, 8 de mayo de 2013

La historia de los balones en los Mundiales


Un repaso interesante de las diferentes pelotas que se utilizaron desde 1930. El artículo salió publicado en la revista digital Cuadernos de Fútbol, en junio de 2010, del Centro de Investigaciones de Historia y Estadística del Fútbol Español (CIHEFE) y en la del Centro para la Investigación e Historia del Fútbol (CIHF)

Por Luis Javier Bravo Mayor (Madrid, España, socio del CIHEFE y del CIHF).

El balón, protagonista principal del fútbol y de la regla número 2 de las Reglas de Juego, ha estado presente en los distintos Campeonatos del Mundo de Fútbol con diferentes versiones, desde aquellos ásperos, duros, pesados hasta los actuales teledirigidos a los que se les acusa de hacer extraños. De aquéllos que se deformaban con su uso hasta los casi perfectamente circulares. De distintos materiales, formas, nombres. Pero siempre como protagonista principal.

En los inicios no se hace mención alguna en las Reglas de Juego a como debía ser o pesar. Más tarde International Board consideró que debía ser esférico, por supuesto, y que sus medidas serían las de una circunferencia entre 675 y 700 milímetros. No ha variado hasta la actualidad en que esas medidas son de 68 y 70 centímetros. En cuanto al peso si ha habido variaciones pues, al contrario de lo que se pueda pensar, los balones antiguos no tienen que ser más pesados necesariamente, más bien al contrario. En las primeras disposiciones se acordó que al principio del partido el balón debería pesar 369 gramos como mínimo y 426 gramos como máximo. En la actualidad deben ser 410 gramos como mínimo y 450 gramos como máximo.

Para el Mundial de Uruguay en 1930 fue utilizado un balón denominado T - Shape. La característica principal de este balón son los 12 gajos de piel auténtica que lo conformaban y que tenían forma de T. Dentro del cuero se encontraba la vejiga la cual, una vez inflada, había que proteger atando con unos cordones que el mismo portaba para no exponerla al exterior y que causase daños a los jugadores.

La anécdota más importante es la protagonizada en la final por los contendientes que, no habiendo llegado a un acuerdo en el balón a utilizar en la misma, decidieron jugar medio tiempo con el balón presentado por cada uno, sorteándose con cual se jugaría en cada tiempo saliendo para la primera parte el balón argentino y el charrúa para la segunda… Al descanso vencían los argentinos utilizando su balón dándole la vuelta los orientales en la segunda parte utilizando el suyo.


Así lo relató el árbitro belga Jean Langenus, encargado de dirigir la final, en su libro de memorias “Silbando por el mundo”: “…Luego se vio que todas estas medidas eran inútiles, ya que todo se desarrolló del modo más normal y deportivo, a pesar de la animosidad entre los dos países, que se reveló desde el momento en que hubo que escoger balón para el encuentro. Cada equipo llevaba un balón de fabricación nacional y pretendía no jugar más que con el suyo, lo que explica que en el momento de empezar me encontrase yo en medio del campo con un balón en cada brazo. Hubo que elegir tirando a cara o cruz”.


Para el siguiente Mundial, a celebrar en Italia en el año 1934, un nuevo modelo. Su nombre es Federale 102 y era de fabricación argentina.


Modelo de 12 gajos de piel auténtica acabados en punta. Como los anteriores disponía de cordones para impedir que la vejiga saliera hacia el exterior y proteger así a los futbolistas, los cuales utilizaban pañuelos envueltos alrededor de la cabeza o boinas con el fin de no hacerse heridas con balones descosidos y desprovistos de protección. Con este balón ya no fueron necesarios. Los inventores de la pelota sin costuras visibles fueron los argentinos Luis Polo, Antonio Tossolini y Juan Valbonesi, los cuales llamaron a su invento “Superball”. La primera pelota con este sistema se utilizó por primera vez en Argentina en 1931. El invento tuvo tanta aceptación que para el Mundial de 1934 se compraron 12 pelotas para utilizar en los diferentes partidos.




En 1938, en el Campeonato celebrado en Francia, se cambió de nuevo el modelo. El balón Allen fue el siguiente protagonista. De estos balones solo quedan réplicas.

La casa Allen fue la primera en patrocinar el balón en una fase final de un Campeonato del Mundo.

La característica principal de este balón se encuentra en que cada lado del balón dispone de dos gajos salvo en la parte del cordón donde tiene tres. En la foto visible en la parte superior.



En Brasil 1950 hay un avance técnico que es el de la incorporación de una boquilla conectada a la válvula, tal y como hoy día. A partir de aquí no volvió a utilizarse el sistema de cosido. El nombre de este balón es Super Duplo - T.


Un balón cosido a mano y de 18 paneles es el que se utilizó para el Mundial de Suiza en 1954. Es el primer balón tintado de la historia, en este caso en color amarillo. Al ser más eficaz para la visión en futuros Mundiales siguieron tintándose los balones. Bautizado como Swiss World Champion. Durante la celebración de los encuentros los balones carecían de publicidad.

Balón con el que Pelé se consagró en Suecia 1958. Su nombre era Top Star. Elegido entre 102 opciones finalmente triunfó el de la casa sueca “Sydsvenska Läder - el och Remfabriken”, localizada en Ängelholm, con el número 55. Le cupo el honor tras llegar a ser uno de los diez finalistas. Había dos modelos, uno marrón y otro blanco. El de la final fue blanco. Hecho de piel auténtica.

Para Chile 1962 se preparó a Crack. Estaba formado por 18 paneles de cuatro y seis lados de color amarillo. En algunos partidos del campeonato se jugó con balones similares a los del anterior Mundial. Durante 18 años más fue el balón utilizado en el campeonato chileno.

Un balón de 25 paneles llamado Slazenger Challenge 4 Star fue el elegido para Inglaterra 1966. Fue utilizado en dos colores, blanco y naranja. En la final se utilizó el naranja. Ha sido la última ocasión en que este color ha sido utilizado. Constaba de 25 paneles cosidos a mano.

Con este modelo Adidas entró en los Mundiales hasta hoy. El cambio en la fabricación de los balones fue completo a partir del Telstar (estrella de la televisión), modelo utilizado en México 1970.
La característica más visible la desaparición de los gajos por la inclusión de los hexágonos de colores blanco (20) y negro (12). Todo un clásico.

Telstar para Alemania 1974. Dado el éxito no existen variaciones con el Mundial anterior, exceptuando la aparición de un modelo completamente blanco llamado Chile en homenaje al primer balón blanco aparecido en un Mundial.



Telstar para Alemania 1974. Dado el éxito no existen variaciones con el Mundial anterior, exceptuando la aparición de un modelo completamente blanco llamado Chile en homenaje al primer balón blanco aparecido en un Mundial.

Tango España, creado para España 1982. Presentó unas costuras impermeables innovadoras que reducían el peso del balón en caso de lluvia respecto a los anteriores balones. Es el último balón de cuero.

Azteca fue el modelo para México 1986. Es el primer balón oficial sintético de los Mundiales lo que se tradujo en la mayor duración y la mayor impermeabilización del balón.

Etrusco Unico fue el modelo de  Italia 1990. Es el único balón que ha sido utilizado en un Mundial, una Eurocopa y unos Juegos Olímpicos. El gran avance tecnológico conseguido con este balón fue gracias a una capa interna de espuma negra de poliuretano que lo hacía completamente impermeable. A partir de este balón comienzan a aparecer las medidas de presión, la marca registrada y deja de quedar a la vista, colocándola dentro de los dibujos, la válvula.
Questra en los Estados Unidos 1994. Tecnológicamente incluía una capa de espuma de polietileno que lo hacía más controlable y más rápido al ser chutado. Primer balón en incluir el logo FIFA APPROVED.

Francia 1998 nos presentó a Tricolore. Para este balón Adidas incluyó su nuevo logotipo. Es el primer balón de concepción multicolor, imitando los colores de la bandera francesa. El avance tecnológico de este balón consistió en incluir una capa de espuma sintáctica que lo hizo aún más duradero, enérgico y con una mayor capacidad de respuesta. Dejó de fabricarse en Europa para hacerlo en Marruecos, Pakistán o Tailandia.
En Corea y Japón 2002 apareció un nuevo modelo llamativo y colorido. Es el Fevernova. Incluía una capa de espuma refina y carcasa tejida de tres capas que le hacían más predecible en el disparo. La superficie adopta una innovación en un dibujo de cientos de celdas.
El Teamgeist (espíritu de equipo) fue creado para Alemania 2006. Es considerado el primer balón completamente esférico. Carece de costuras. Fabricado en 18 piezas. Por primera vez cada uno de los balones de cada partido estuvo personalizado con el nombre de los contendientes, el estadio la fecha y la hora de comienzo.

Este es el balón utilizado en la final, el Teamgeist Berlín.

Sudáfrica 2010 nos va a mostrar a Jabulani que significa “celebrar” en IsiZulu, una de las once lenguas habladas en Sudáfrica. Tecnológicamente será más estable y certero al disparo y los porteros podrán agarrarlo mejor dado que no dispone de costuras. Para la final del Mundial veremos otro balón, el llamado Jo’Bulani. Es idéntico al anterior pero será de color dorado y es un homenaje a Johannesburgo, sede de la final, llamada la Ciudad de Oro.





martes, 22 de enero de 2013

"La política y el doble discurso de la prensa peruana en las olimpiadas de Berlín 1936"



Por: Emerson Martín Fuentes Torres

Hace algunos años, mientras me encontraba en la universidad, tuve  la oportunidad de estudiar el incidente de las Olimpiadas de Berlín  1936 y desde un inicio quise saber que tan cierto era eso de la “decisión Nazi” en contra de la  victoria peruana en el partido contra Austria. Es decir ¿fue cierta esta decisión política?                 

Para hacerlo, además de los periódicos y los libros que describen la historia previa al ascenso de Hitler, me interesaba conocer de primera mano ¿Qué se sabía oficialmente sobre la política europea y su relación con el incidente de la selección de fútbol?  ¿Dónde se creó el mito sobre la intervención Nazi? Pensé que para iniciar esta investigación sólo la podía obtener datos oficiales desde el consulado peruano en Berlín, el entonces embajador H.G. Gildemeister. Revisando los informes consulares  previos al desarrollo de las olimpiadas (mayo – julio de 1936), se hacen evidentes los momentos de tensión en Europa por la invasión italiana de Mussolini a Abisinia, Egipto y Etiopía, territorios coloniales del Reino Unido. Al respecto, lo que el diplomático dedujo fue que debido a que la prensa alemana celebra la invasión de Mussolini (no nos olvidemos del ministro de propaganda Goebbels, vocero del gobierno) Reino Unido se alejará de Hitler debido a que quizás este pida una subvención territorial por denunciar al Duce. Esta hipótesis la obtiene desde el mismo ministerio de propaganda alemán que en esos días eran visitados constantemente por el consulado británico. Así mismo, se hizo público el afán expansionista nazi (política de expansión del Anschluss) al firmar un pacto con Austria el 11 de Julio de 1936. Este acuerdo, que suponía cooperación económica más no concesión de soberanía, se firma en vísperas de los juegos olímpicos y la noticia, como veremos más adelante fue bien conocida por la prensa internacional, incluyendo la peruana. Ahora bien, sucedido el incidente del partido con Austria el sábado 8 de agosto de  1936 donde Perú, en tiempo suplementario, venció por 4 a 2; pero luego se anula este resultado, la cancillería elabora un informe sobre lo sucedido.       

En él se reivindica mucho de lo que la prensa escribió acerca de los motivos de protesta de la delegación austriaca: el público peruano en el campo, el maltrato al jugador contrario, las dimensiones inadecuadas del terreno para este certamen y la actuación del árbitro noruego contra el equipo de austriaco. El embajador percibe que efectivamente no ha sido una intervención política alemana ya que incluso el mismo ministro de propaganda insistió para que la selección no se retire de la villa olímpica. Por el contrario la actitud peruana de no jugar aparece caprichosa “al apartarse de los juegos, el Perú demuestra ignorancia culpable del reglamento olímpico” como finalmente sentenció el comité olímpico. Pero bien ¿En qué momento se creó el mito sobre lo que realmente sucedió? Fue aquí que el informe ayudó a  plantear algunas hipótesis. Gracias a los documentos anexados por el embajador Gildemeister pude leer recortes (lamentablemente sin citas) de periódicos ingleses. Así fue como en Europa, a pesar de las tensiones políticas, la cuestión ideológica era un capítulo muy aparte como lo podemos apreciar en las descripciones sobre lo sucedido:
Suelto N° 06 “El sábado el Dr Pedro Bauwins, referee alemán, se vio obligado a derribar a un espectador peruano que trato de blandir un revolver contra él. Cinco jugadores austriacos fueron malamente lesionados por varios centenares de peruanos”.
Suelto N° 10 “Perú dice que los estadios no tienen seguridad para impedir que el público entre en el campo de juego. Debe esto a que allá en Sudamérica se acostumbra a tener a los jugadores enjaulados con alambres de púas. El futbol sudamericano que se afirma así mismo como superior realmente es de lo más bárbaro. Hace unos pocos meses un país europeo tuvo que dar retorno a un equipo que vino de Sudamérica por la forma brutal en que ellos ejecutan el juego. Allá es la frase, si no tienen pelota patea un pié”.


Pero bien, si el embajador toma nota de este tipo de declaraciones no puede ser con otra intención que dar cuenta del manejo ideológico que se tiene sobre el fútbol de Perú en el viejo continente. En esos mismos días la prensa peruana también se pronunciaba. Aquí los diarios como El Comercio y La Prensa mantienen una publicación objetiva donde se abstienen de hacer  referencias ideológicas a una intervención nazi sobre el fallo de la FIFA. Sin embargo, pensar que los periódicos reflejan la opinión de todos los ciudadanos es un  error.  En una sección, aparte del informe peruano, el embajador alemán en Lima denuncia publicaciones “ofensivas al Reich” en dos periódicos no muy conocidos: La Sanción y El Malecón (no sé si describir como prensa chicha de la época). En ambas publicaciones se condena directamente la intervención nazi por motivos políticos, la alianza con Austria recién firmada en Julio y el racismo de Hitler contra los sudamericanos. Los recortes, anexados a la denuncia, revelan que aquí en Lima existió un discurso alternativo que posiblemente estuvo más cerca del público. Pero bien ¿Por qué El Comercio un diario de élite no manejó el discurso que relacionara la política con el fútbol? Al no difundir esta leyenda, que de hecho se encontraba en las calles ¿Se coludía con esta ideología europea?                                         

Para poder responder a estas interrogantes se necesitaría un análisis del discurso en estos periódicos y es aquí donde  una afirmación del  periodista Arias  Schreiber sobre el mito de Berlín: La versión en que Hitler, molesto por la derrota de Austria, decide anular el encuentro, aparece en Lima luego de 1946 al conocerse la barbarie Nazi. Quizá este mito ganó legitimidad luego del final de la segunda guerra mundial; pero eso sólo fue en la prensa de élite. Como podemos ver, según la denuncia en la cancillería peruana, los periódicos “chicha” (insisto en no saber si es apropiado afirmar esto) estaban muy enterados del tema político europeo, de la expansión nazi sobre Austria y el acuerdo de julio de 1936, del racismo contra Sudamérica como vimos en la prensa inglesa; y finalmente de la necesidad de comentar la relación, posible y lógica, por cierto, entre todo esto y lo sucedido en el partido de Perú – Austria… esta es mi versión estimados.

Fuentes y Bibliografía
Manuscritos:
Archivo Central del Ministerio de RR.EE.
Revistas:
- El comercio Julio – Agosto 1936
- El Universal Julio – Agosto 1936
- La Prensa Julio – Agosto 1936

miércoles, 24 de octubre de 2012

Rafael Asca, el arquero que nació campeón



Por Ernesto Moreno Ampuero

Cuando hablamos de Rafael Asca Palomino, hoy 24 de octubre de 2012 de onomástico al cumplir 88 años de vida, sin duda alguna nos estamos refiriendo a uno de los mejores porteros peruanos de la historia. Recordemos que a mediados del siglo pasado en nuestro país nació la famosa frase: “Perú, tierra de arqueros”. Y no era para menos. Por aquellas épocas _hablamos entre las décadas del 30’ al 50’_ eximias figuras del pórtico peruano hicieron honor a la célebre frase. Algunos tapando en el Perú; otros, por su nivel superlativo, en el extranjero. Si Alianza Lima de La Victoria tuvo a Juan ‘Mago’ Valdivieso, Universitario de Deportes de Breña a Juan ‘Chueco’ Honores y Wálter ‘Gulliver’ Ormeño y el sólido norte a José Soriano ‘el Caballero del deporte’, el club Sporting Cristal del Rímac _uno de los tres grandes del futbol peruano_ no se quedó atrás.
Los rimenses tuvieron en Rafael Asca ‘el arquero que nació campeón’ a uno de sus más grandes embajadores del arco peruano. Muchos que vieron sus espectaculares tapadas decían que por sus reflejos cuando se suspendía en el aire para atrapar el balón parecía un gato volador pese a su elevada estatura. Y la verdad razones no les faltan. Don Rafael, con un físico privilegiado, poseía unas notables condiciones futbolísticas que nada le hicieron envidiar a los más altos exponentes del arco peruano de esa primera mitad del siglo XX. Tenía un gran don de ubicación bajo los 3 maderos, además de un buen saque. Se le recuerda mucho las descolgadas a una mano que hizo famosa por aquellos tiempos. Pero su mayor virtud fueron sus felinas atajadas para evitar la caída de su valla.
Se inició en el fútbol con el Sport Boys del Callao en 1945. Luego pasaría a las filas del Sporting Tabaco del Rímac en 1952. Junto con Alfredo Cavero, Alberto del Solar y Faustino Delgado, columna vertebral del equipo campeón de 1956, vivieron la fusión del Sporting Tabaco con el Sporting Cristal Backus. Con sus atajadas fue pieza clave en la consecución del primer título de Sporting Cristal que se le ganó con justicia al Alianza Lima. Nuevamente saldría campeón con los celestes en 1961 en el ocaso de su carrera.


Rafael Asca fue el primer portero celeste, campeón en 1956 (Foto: clubsportingcristal.pe)

 
Rafael Asca bajo el arco rimense tuvo durante el verano de 1960 quizás una de sus mejores actuaciones, reconocida por la prensa de la época. Fue con ocasión de las tradicionales temporadas internacionales de fútbol que se jugaban en el antiguo Estadio Nacional de Lima. Aquella vez nos visitaron los mejores equipos brasileros y sus estrellas del momento _muchas de ellas campeones mundiales de Suecia 1958_ algo impensado en estas épocas. Grandes clubes como Botafogo de Garrincha, Zagallo y Vavá, Palmeiras de Djalma Santos, Vasco da Gama de Hideraldo Bellini, Orlando de Carvalho y Moacir Barbosa, histórico del arco brasileño, y el no menos reconocido Santos F.C. de Pelé, Zito y Pepe engalanaron Lima en menos de un mes.

Los bajopontinos del Rímac, que contaron con el refuerzo del mundialista uruguayo Óscar ‘Cotorra’ Míguez _célebre delantero charrúa protagonista del 'Maracanazo' de 1950_ y aguardaban el arribo del argentino Carlos Peucelle para la dirección técnica _ex integrante y gestoor de la 'Máquina' de River de los 40'_terminaron invictos en sus enfrentamientos, hecho que no pudieron repetir los ‘compadres’  blanquiazules y cremas que también jugaron cotra los brasileros sucumbiendo ante ellos. Se empató 1-1 con Palmeiras, se derrotó con categoría 3-0 a Vasco de Gama, se empató 3-3 al poderoso Santos de Pelé y finalmente  se igualó 1-1 con el Botafogo del mítico Garrincha. Asca terminó como la figura muchos de estos partidos, luciéndose en el arco celeste con tapadas increíbles.
Con la selección Asca fue titular indiscutible y casi al final de su carrera nombrado capitán por su ejemplar e intachable trayectoria. Participó en muchos sudamericanos de futbol, hoy Copa América, pero donde adquirió notoriedad fue en el disputado en Argentina en 1959, donde por sus grandes actuaciones fue considerado como el mejor portero del torneo. Muchos entendidos sostienen que por la gran calidad técnica individual de aquella selección conformada por Asca, ‘Toto’ Terry, ‘Huaqui’ Gómez-Sánchez, Juan Joya, Miguel ‘Maestrito’ Loayza, Juan ‘Loco’ Seminario y Víctor ‘Conejo’ Benítez, entre otros, se trató de las mejores de todos los tiempos solo comparable con los mundialistas de México 1970 y España 1982. No era para menos. En aquel torneo si bien Perú no resultó campeón le hizo dignísimos partidos a las potencias sudamericanas de entonces como Brasil y Uruguay.

Una de los grandes jornadas de Asca con la blanquirroja fue la del partido que se jugó ante Brasil en 1957 en el mítico Estadio de Maracaná por las eliminatorias al Mundial de Suecia 1958 ante más de 120 mil personas. Aquella espectacular jornada para el portero, Perú lamentablemente perdió su clasificación aunque con mucha honra al caer por 1-0 con gol de Didí, quien inventó la 'folha seca' con aquel tiro libre seco y esquinado que lamentablemente Asca no pudo contener. "Me confié y me quedé parado, pensé que se iba al 'out' pero la pelota dio un efecto caprichoso y se metió", dijo ante la pregunta del entrenador húngaro Jorge Orth sobre la fatal jugada. No obstante ello, en un gran gesto del público brasilero Don Rafael terminaría siendo ovacionado por la 'torcida' que reconoció así su gran actuación aquella noche en la que ahogó innumerables veces los gritos de gol de Brasil. Didí al final del partido fue a felicitarlo y le regaló su camiseta.
Otro de los partidos más recordados de Rafael Asca con la selección fue aquel memorable triunfo histórico por 4-1 sobre la Inglaterra de Bobby Charlton, el mejor futbolista inglés de la historia. El match se realizó en el Estadio Nacional en mayo de 1959. Rafael Asca, a la sazón capitán de la rojiblanca, con espectaculares intervenciones negó varias veces el gol a los ingleses. Quedó en la historia aquella imagen donde se le ve recibiendo el trofeo “Comité Nacional del Deporte” puesto en juego en dicho amistoso. Al término del encuentro, Rafael Asca emocionado se enfundó en abrazos con sus compañeros y dio la acostumbrada vuelta olímpica ante un repleto estadio de 55 mil eufóricos hinchas peruanos que celebraban este épico triunfo.
Feliz cumpleaños Rafael Asca, primer ídolo celeste!

Su mayor virtud fueron sus felinas atajadas para evitar la caída de su valla (Foto: "La Prensa", mayo de 1959)



Rafael Asca, capitán de la rojiblanca, recibiendo el trofeo “Comité Nacional del Deporte” por el memorable triunfo histórico de 4-1 sobre la Inglaterra de Bobby Charlton (Foto: "La Prensa", mayo de 1959)











miércoles, 30 de mayo de 2012

Las temporadas internacionales de futbol en el antiguo Estadio Nacional


(La Prensa viernes 09 de enero de 1970) 

Las temporadas internacionales en el antiguo Estadio Nacional. El Estrella Roja de Belgrado de gira en Lima por tercera vez en 1970.


Por Ernesto Moreno Ampuero

En la historia del futbol peruano durante gran tiempo se hicieron tradición las famosas temporadas internacionales en el antiguo Estadio Nacional de Lima. En ellas, los principales cuadros de la capital, llámese Sporting Cristal, Universitario, Alianza Lima o Deportivo Municipal, se enfrentaban en torneos cortos a los diversos representativos mundiales que llegaban a nuestro país gracias a sus giras futbolísticas por Sudamérica.

Así, desde mediados del siglo pasado y hasta aproximadamente fines de la década de los 80’, no fue extraño ver a grandes equipos y jugadores sudamericanos como europeos en grandes encuentros en nuestro primer escenario deportivo. Notables futbolistas como Pelé, Garrincha, Didí, Amarildo, Mario Zagallo, Quarentinha, Nilton y Djalma Santos, Adolfo Pedernera, Oscar Míguez, Franz Beckenbauer, Eusebio, Gerd Müller, Lev Yashín, entre otros, desfilaron por el Perú mostrando lo mejor de su futbol. A inicios del año 60’, por ejemplo, grandes clubes del futbol sudamericano como Palmeiras, Vasco da Gama, Santos, Botafogo, Boca Juniors y River Plate jugaron en Lima en el lapso de un mes! Los aficionados limeños emocionados por las gratas visitas de las estrellas del futbol mundial de la época acudían en masa para ver los partidos que sostenían ante los clubes peruanos.

Tampoco fue insólito presenciar giras de equipos europeos como el Zaragoza y Barcelona de España, el Nápoli de Italia, el Colonia y  Bayer Münich de Alemania, el Dínamo de Zagreb, el Spartak Trnava de la ex Checoslovaquia, el Benfica de Portugal o el Dínamo de Moscú. Una de ellas fue la del Estrella Roja de Belgrado, el más grande equipo de la extinta Yugoslavia.

La década del 60’ fue una de las más gloriosas para el futbol yugoslavo pues dos veces llegó a la final de la Eurocopa. En 1960 alcanzó la medalla de oro en las Olimpiadas de Roma y en 1962 fue semifinalista del Mundial de Chile. El poderoso equipo europeo, reconocido como el club más exitoso de la ex Yugoslavia, nos visitó por tercera vez en enero de 1970 como parte del tour que los balcánicos tuvieron por esta parte del continente. Anteriormente lo habían hecho en dos ocasiones. Este equipo es el más tradicional de lo que actualmente conocemos por Serbia. También el más exitoso pues ha conquistado 25 campeonatos de su liga local. La más grande hazaña de su historia fue el titulo de la Liga de Campeones de Europa y la Copa Intercontinental, ambos logros obtenidos en 1991.

Aquella tercera visita del Estrella Roja a nuestro país contó nuevamente con la presencia de Dragan Džajic, uno de los más importantes jugadores del club balcánico y de la historia del futbol yugoslavo. Se trató de un formidable jugador, capitán de su selección, que contaba con unas condiciones futbolísticas notables, las que el mismo Pelé reconoció en su momento: "Džajic es el milagro de los Balcanes, un verdadero mago. Lamento que no sea brasileño porque nunca he visto un futbolista parecido". Este destacado futbolista que jugaba de atacante por los extremos fue considerado el tercer mejor jugador europeo en 1968 por la excelente participación que cumplió con su país en la Eurocopa de ese año.

Los yugoslavos llegaron a Lima los primeros días de 1970 y pactaron dos partidos amistosos, uno ante Universitario de Deportes y otro ante Deportivo Municipal. Para los peruanos este encuentro sirvió de preparación para su participación en la Copa Libertadores de ese año. Aunque también era visto como una  revancha pues el año anterior habían sido goleados estrepitosamente por 7-2 ante este mismo equipo europeo. Los cremas, a la sazón flamantes campeones de 1969, tuvieron que afrontar el amistoso con bajas pues algunos de sus titulares entrenaban con la preselección de Didí de cara al mundial mexicano de ese año. Así, por el lado peruano destacaban el defensa Héctor Chumpitaz, Nicolás ‘el Cordovés’ Fuentes, José Fernández, el volante Roberto Chale y el delantero Héctor ‘el Loco’ Bailetti. Asomaba la juvenil figura de Percy ‘el Trucha’ Rojas.

El cuadro de Belgrado, bicampeón de su liga por entonces, no solo presentaba como  máxima figura al ‘mago’ Džajic _ apelativo dado por la prensa a debido a su gran talento con el balón_ sino también a grandes jugadores de la ex Yugoslavia como Jovan Acimovic, Zivorad Jecvtic, Vojin Lazarevic y el portero Ratomir Dojnovic.

El partido se jugó la noche del jueves 8 de enero en el antiguo Estadio Nacional. A nuestro primer escenario deportivo concurrió gran cantidad de público debido a las expectativas que generó la prensa deportiva. El aficionado peruano mostró interés por ver en acción nuevamente a Džajic y al poderoso cuadro yugoslavo ante los peruanos. El match se inició a las 9:30pm y lo dirigió el recordado árbitro peruano Enrique Labó.

Los europeos aprovecharon el desconcierto inicial de la zaga local para ponerse en ventaja a los 16’ min. por obra de Lazarevic, quien de potente cabezazo puso el 0-1. El arranque no fue bueno para los peruanos que se vieron superados rápidamente por el efectivo y potente juego físico de los yugoslavos. El ‘mago’ Džajic se mostró imparable y no podía ser controlado por los peruanos gracias a sus típicas jugadas en ataque. Los espectadores pensaban lo peor y que se repetiría la sonada goleada pasada, aún fresca en sus memorias. Sin embargo, pasado el mal rato de la defensa con sus constantes errores, los cremas se supieron reponer y empataron el partido a los 33’ min. mediante un tiro libre ejecutado por Chumpitaz luego de una discutida falta. La alegría de los peruanos se alargaría pues casi al finalizar la primera etapa nuevamente Chumpitaz ponía el marcador 2-1. El ‘granítico’ a los 44’ min. anotaba su segundo gol esta vez de penal tras falta de Rajkovich sobre Bailetti cuando éste se encontraba solo frente al arco a punto de marcar.

En el segundo tiempo se produjo el tercer y tranquilizante gol de los peruanos. A los 13’ min. el delantero Enrique Cassaretto aprovechó una pelotera en el área yugoslava para sentenciar el partido 3-1. Las claves de la victoria estuvieron en no jugarle de igual a igual a los europeos que por despliegue físico superaban a los peruanos sino en base a individualidades, habilidad y toque corto frente al juego largo yugoslavo.

La tercera visita de los europeos se cerraría dos días después en el mismo Estadio Nacional con un contundente triunfo ante el Deportivo Municipal pese a que se contó con los refuerzos de Próspero Merino, hábil puntero derecho y Eduardo Schabauer, ambos atacantes provenientes del Juan Aurich. El partido se jugó la noche del sábado 10 de enero ante más de diez mil espectadores y lo dirigió Alberto Tejada (padre). El Estrella Roja con un discreto partido se despidió del Perú derrotando por 2-0 al carismático equipo de Municipal que contó entre sus filas con el joven Hugo Sotil, Orlando Guzmán 'el motorcito' y Nemesio Mosquera entre otros. Los goles para el cuadro yugoslavo los marcó Lazarevic en dos ocasiones. El 1-0 lo marcó de cabeza a los 18' min. del primer tiempo. El 2-0  a los 26' min. tras aprovechar un rebote de la defensa edil.


Alineaciones: universitario 3-1 Estrella Roja



A los 33' min. del PT Chumpitaz de tiro libre pone el 1-1

Chumpitaz anotó dos goles       Dojnovic arquero del Estrella Roja


sábado, 12 de mayo de 2012

Los inauguración del Estadio Monumental de la UNMSM en 1951

La Crónica, domingo 13 de mayo de 1951


Desfilaron numerosas delegaciones de las escuelas superiores y militares

Calificado en su momento como una magna obra de adelanto urbanístico y deportivo, el Estadio Monumental de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, o simplemente Estadio Universitario, fue inaugurado por el presidente Manuel A. Odría un domingo 13 de mayo de 1951 en medio de la algarabía y júbilo del público asistente con motivo de las celebraciones por el cuarto centenario de fundación de la universidad Decana de América.

Los estadios en Lima a mediados del s. XX
De acuerdo con el historiador Juan Luis Orrego, hasta iniciada la década del 50’ del pasado siglo, Lima solo albergaba dos estadios de cierto renombre: el viejo Stadium Nacional _de madera y en remodelación para el Sudamericano de 1953_ y el pequeño Estadio del Círcolo Sportivo Italiano _llamado anteriormente Víctor Manuel III_ por lo que la edificación de este estadio adquirió un trascendente significado en la vida deportiva del país. La realización de esta imponente obra está enmarcada dentro del boom arquitectónico que experimentaba Lima en aquel entonces. Así, “la fiebre de construcciones” que se dio durante el Ochenio (como los grandes ministerios, las unidades vecinales, las grandes unidades escolares) era clara muestra de la serie de cambios que atravesaba el Perú. Estas obras evidenciaban el progreso y modernidad de la capital y tenían también como objetivo de fondo lograr identidad entre los ciudadanos para con el régimen odriísta legitimándose de esta manera su gobierno de facto.

El Estadio Monumental, el más grande del país
Este moderno escenario, que contaba con 36 graderías de concreto y dos túneles de acceso a las canchas deportivas, inicialmente tenía como destino las actividades estudiantiles en particular pero luego tuvo mayor protagonismo al permitir el mayor desarrollo de muchas actividades deportivas en general. Fue el primero del país con mayor aforo pues se construyó para recibir a 70 mil personas superando así en capacidad al viejo Estadio Nacional. 

Los gestores de la imponente obra

Destacable fue la labor realizada por los ingenieros peruanos Francisco Sariquiey, Antonio Ordóñez y Luis Pomareda en la construcción del recinto deportivo pues milagrosamente y contra todo pronóstico estuvo terminado en 3 meses sobre los terrenos que actualmente forman la Ciudad Universitaria, en lo que se antiguamente se llamaba Chacra Ríos.

La inauguración oficial como homenaje por el IV Centenario
La ceremonia inaugural empezó a las 10 de la mañana y estuvo presidida por el entonces Ministro de Educación en representación del presidente Odría. Fue presenciada por miles de personas entre autoridades universitarias, estudiantes, delegaciones extranjeras, invitados de honor y público en general quienes a pesar del intenso calor se dieron cita en buena cantidad. Seguidamente se dio inicio a las diversas festividades que se habían programada para tal ocasión. Desfilaron por la pista atlética numerosas delegaciones de las distintas escuelas superiores y militares como el colegio militar Leoncio Prado y de algunos colegios particulares. Después de la bendición del Estadio por Monseñor Anselmo Alvareda, representante del Sumo Pontífice se dieron los discursos del Dr. Víctor Boettner, Ministro de Educación del Paraguay, y de Carl H. Johnson, director del Departamento de Educación Física. Luego se dio fin al programa con demostraciones deportivas de atletismo, gimnasia, bailes clásicos y folklore.

Esta joya arquitectónica a lo largo de sus 62 años fue testigo numerosas veces de espectáculos deportivos no exclusivamente futbolísticos pero creo que aún no ha sido usado en su real dimensión para la práctica del futbol profesional por los problemas de acceso y evacuación que tiene la gran cantidad de gente que asiste al haber sido construido en una zona céntrica con pocas salidas a la calle. Actualmente será usado como sede del equipo “Los Leones” de la UNMSM que este 2013 jugará la Copa Perú.


Fuentes y Bibliografía

 Periódicos:

-          Diario “La Prensa”: mayo de 1951

-          Diario “La Crónica”: mayo de 1951

 Internet:

       -  Blog de Juan Luis Orrego: “Estadios de fútbol en Lima (1)”:

http://blog.pucp.edu.pe/item/34353/estadios-de-futbol-en-lima-1



Así informó "La Prensa" el  12 de mayo de 1951 sobre la inauguración del Estadio Universitario. Destacable fue la labor realizada por los ingenieros peruanos Francisco Sariquiey, Antonio Ordóñez y Luis Pomareda



Concurrida asistencia tuvo la ceremonia de inauguración con más de 20 mil personas



Desfilaron por la pista atlética numerosas delegaciones de las distintas escuelas superiores y militares como el colegio militar Leoncio Prado y algunos colegios particulares